Enllaç de la web del sindicat   www.uspac.cat

Total de visualitzacions de pàgina:

dijous, 1 de setembre de 2011

Castella-La Mancha elimina a 500 alliberats sindicals

A Catalunya els pujarem o els mantindrem però no fa pinta que els vulguin reduir. Mentre els bancs deixin diners al Govern, més aviat els pujaran i així no molestaran gaire.


La presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal. | Efe/ Ismael Herrero


AUTONOMÍAS | Presenta su plan como 'un ejemplo' para España

Cospedal quitará 500 liberados sindicales e impondrá más horas a los profesores


La presidenta de Castilla-La Mancha y secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ha ofrecido los detalles del recorte del 20% a los Presupuestos de la comunidad para 2012, que pasarán de los 8616 millones de euros de este año a unos 6.800 millones. Con este plan, que ha presentado como "un ejemplo" para toda España, pretende ahorrar 1.800 millones, 1.718 en gastos, y 97 más en concepto de nuevos ingresos.
Por otra parte, Cospedal se ha comprometido a iniciar el pago, en este trimestre, de los 2600 millones a proveedores, tanto autónomos como pymes.
Para alcanzar el objetivo del déficit, ha concretado medidas que incluyen la venta de inmuebles sin uso y de otros que posteriormente la Junta castellanomanchega alquilará. Además, prevé ingresar 12 millones de euros a través de la venta de acciones en sociedades privadas como Gas Natural o Telecom. Los recortes llegarán incluso a los vehículos de propiedad pública, algunos de los cuales serán puestos a la venta con el fin de recaudar hasta 4,5 millones.
El plan de ajuste pretende además eliminar la administración paralela de la comunidad autónoma, lo que conlleva la supresión de la Oficina de la Junta en Bruselas y el Defensor del Pueblo, entre otras instituciones.
En total, reduciendo los gastos de personal Cospedal espera ahorrar 391 millones. Una de los principales capítulos es el de los liberados sindicales, que pasarán de 785 a 284, lo que supondrá un ahorro de 19,4 millones.
También los profesores se verán afectados. Cospedal les impondrá más horas lectivas, en la línea de lo anunciado por Esperanza Aguirre en Madrid, y también suprimirá 200 plazas de año sabático para docentes.
Además, ha anticipado que el PP, si llega a gobernar, pondrá en marcha una ley estatal que permitirá la privatización de las televisiones autonómicas, y ha asegurado que en Castilla-La Mancha se aplicará en el ente público. De momento, su presupuesto tendrá un recorte del 20% con el objetivo de alcanzar el 50%.

Recorte del 20%

Esta decisión del Gobierno 'popular' se enmarca dentro del compromiso de ajustar el elevado déficit público de Castilla-La Mancha al máximo fijado por el Estado a 31 de diciembre, que debe ser del 1,3%. La propia presidenta explicó el pasado lunes que va a intentar cumplir el límite de déficit, "claro que sí, teniendo en cuenta que en el mes de junio en Castilla-La Mancha había un déficit del 4,9%".
El ajuste establece nuevas prioridades al gasto público para garantizar los servicios esenciales. Por ello irá acompañado de un Plan de garantía de losservicios sociales básicos, aprobado el martes por el Consejo de Gobierno, un compromiso adquirido antes de la campaña electoral para "garantizar la atención de las personas que más lo necesitan". Cospedal informará también en su comparecencia sobre este programa.
Nada más acceder al poder tras las elecciones autonómicas del pasado mes de mayo, Cospedal denunció que el anterior Gobierno socialista de José María Barreda había dejado un déficit en la región por encima del 4% a fecha de 30 de junio, cuando el objetivo para todo 2011 era del 1,3%. Los 'populares' llegaron a afirmar que la región estaba en "quiebra total".
La denuncia por parte de Cospedal del 'agujero' económico dejado por el Gobierno de Barreda fue el centro de la polémica política durante varias semanas, en las que el PP acusó al PSOE de haber ocultado la verdadera realidad de las cuentas públicas, mientras los socialistas acusaban a los 'populares' de "deslealtad" y de "alarmar con datos falsos".
A raíz de esta polémica, se elaboró un informe sobre el estado de las cuentas públicas de Castilla-La Mancha que reveló la existencia de 1.742 millonesde euros de facturas sin pagar a fecha 30 de junio, algunas de ellas vigentes desde hacía un año. Anteriormente los socialistas habían reconocido la existencia de 700 millones de euros pendientes de pago.
José María Barreda llegó a admitir entonces que el Gobierno entrante de Cospedal podía tener que enfrentarse a los 1.742 millones porque en los dos meses y medio en los que se realizó el cambio de poder se habían podido acumular las facturas por valor de unos mil millones "en un momento de transición política".