Enllaç de la web del sindicat   www.uspac.cat

Total de visualitzacions de pàgina:

dijous, 30 de gener de 2014

Sant tornem-hi: Método 3 i Puig

Prou feina tenen a espiar-se entre ells, com per Governar-nos

Guerra de dossieres entre dos consellers del gobierno de Artur Mas

Un informe demoledor sobre Felip Puig y sus hermanos ha sido atribuido a Método 3, que habría recibido el encargo de Xavier Martorell

Organigrama elaborado por el Cesicat sobre los vínculos empresariales y políticos del conseller de Justicia, Germà Gordó
El gobierno de la Generalitat se ha convertido en un nido de serpientes donde hay dos consellers que sospechan de otros miembros del consejo ejecutivo y se dedican a vigilarse mutuamente. Los documentos filtrados del Centre de Seguretat de la Informació de Catalunya (Cesicat), organismo dependiente del departamento de Empresa y Ocupación, que dirige Felip Puig, demuestran que se hizo un seguimiento de los vínculos empresariales y políticos del conseller de Justicia, Germà Gordó. A su vez, Xavier Martorell -hombre de la máxima confianza de Germà Gordó- encargó a Método 3 un dossier sobre los negocios de Felip Puig y de sus hermanos, Jordi y Oriol, y sus relaciones económicas con Jordi Pujol Ferrusola.


Esta guerra de espías empezó antes de las elecciones de 2010, cuando Artur Mas accedió a la presidencia de la Generalitat. En aquella época, Xavier Martorell, que había sido director general de los Mossos d'Esquadra, prestaba sus servicios en las oficinas del FC Barcelona como responsable de seguridad nombrado por Joan Laporta. Cómo ya hemos informado desde EL TRIANGLE, Xavier Martorell encargó numerosas tareas de investigación a la agencia Método 3. Pero no sólo relacionadas con los jugadores o los directivos del club azulgrana. También pidió informes de dos regidores de Unió Democràtica de Sant Cugat, de donde él era el presidente local de CDC, y, según ha publicado El Periódico, de Felip Puig y de su familia.

El Volkswagen Touareg
El informe sobre el actual conseller de Empresa y Ocupación tiene 33 páginas y detalla los aspectos más oscuros de su trayectoria política: sus vínculos con Josep Maria Penín (cobrador de comisiones del caso Adigsa); su patrimonio inmobiliario, que no guarda proporción con los ingresos percibidos estrictamente durante su dilatada actividad pública; las 26 sociedades donde figura su hermano Jordi, algunas de las cuales en compañía del hijo mayor del ex presidente Jordi Pujol; los negocios de su hermano Oriol, actual director del Meteocat; y una recopilación de rumores y confidencias sin contrastar sobre supuestos casos de corrupción donde estaría involucrado Felip Puig.

En el primer mandato de Artur Mas, el gerente del partido, Germà Gordó, fue nombrado secretario del gobierno, con despacho en el Palau de la Generalitat. Desde esa responsabilidad fichó su amigo Xavier Martorell como director de una fantasmagòrica dirección de Análisis y Prospectiva que, según se ha sabido con posterioridad, tenía que ser el embrión de los servicios de inteligencia de Presidencia. Al estallar el escándalo Método 3 se pudo constatar que, desde la Generalitat, Xavier Martorell había seguido manteniendo relaciones comerciales con la agencia de Francisco Marco que, a su vez, le cedió un despampanante Volkswagen Touareg.