Enllaç de la web del sindicat   www.uspac.cat

Total de visualitzacions de pàgina:

divendres, 11 d’abril de 2014

El treball nocturn

Als Països Nòrdics ho tenen molt més clar, i estalvien diners a la sanitat.

Trabajar de noche, o cómo vivir al revés

En España alrededor de dos millones de personas trabajan en horario nocturno o con turnos rotatorios. Personal sanitario, de limpieza, policía, jueces, bomberos o periodistas son algunas de las profesiones más habituadas a estos turnos de trabajo. Pero, ¿cómo afecta al organismo vivir al revés?
Como explica el doctor Juan Pareja, responsable de la Unidad del Sueño de Hospital Universitario Quirón de Madrid a RTVE. es “el hecho de que uno trabaje cuando debería estar durmiendo produce en primer lugar alteraciones del sueño, dificultades para dormir cuando acaba de trabajar y sensación de tener mucho sueño durante el periodo de trabajo".
A parte de estos síntomas, la calidad del sueño suele ser anormal y por lo general no satisfactoria. “El no tener el descanso apropiado repercute en las relaciones sociales, laborales y afecta al rendimiento del trabajo. Simplemente no es natural, se está trabajando en un periodo en el que se debería estar dormido”, apunta el doctor Pareja.

Síntomas habituales

Los síntomas habituales que tiene nuestro cuerpo cuando se trabaja de noche suelen ser alteración de la atención, disminución de la concentración, irritabilidad, trastornos digestivos, ataques de pánico o enfermedades cardiovasculares por un estrés crónico.
Como apunta el doctor Pareja, “también hay casos en los que se puede llegar incluso a la depresión, lo que puede llevar a algunas personas a automedicarse, a tomar pastillas para dormir o para mantenerse despierto mientras trabaja”.
Por regla general, las personas que trabajan de noche suelen dormir entre 1 y 4 horas menos que las que lo hacen en un horario diurno.
El trabajo nocturno suele producir más estrés que el de un turno normal, ya que “están sometidos a una tensión de los ritmos biológicos, un estrés añadido al que pueda tener el propio trabajo”, explica Juan Pareja.

Adaptación del organismo

En cuanto a los efectos psicológicos que causa este turno laboral, depende de la adaptación de cada organismo a los cambios de luz y oscuridad.
“Esta adaptación suele ser más potente en la juventud, las personas de cierta edad tienen menos adaptabilidad a los cambios", explica el doctor. “Sería prudente que a partir de los 40 años y sobre todo de los 50, no someter a los trabajadores a cambios de turno porque la capacidad que tienen para adaptarse disminuye según cumplen años", apunta el experto.
Por ejemplo, en los países nórdicos estas jornadas están prohibidas a los mayores de 35 años ante el gran gasto que deriva a la Seguridad Social.
Por otro lado, el trabajar en este turno tiene ciertos riegos, debido precisamente a la disminución en la concentración, lo que puede repercutir en un aumento de los accidentes laborales.
“Los trabajadores nocturnos tienen más riesgos de padecer accidentes laborales debido a que la calidad de la atención y la concentración en el trabajo disminuye. Dependiendo del trabajo que desempeñe cada uno, existen más riesgos de cometer errores", dice el doctor Juan Pareja.
Datos: 
Cifras: Alrededor de dos millones de españoles trabajan en turnos nocturnos o rotatorios. De ellos, entre el 2% y 5% sufren problemas leves de salud.
Efectos: Alteración de la atención, disminución de la concentración, irritabilidad, trastornos digestivos, ataques de pánico o enfermedades cardiovasculares por un estrés crónico e incluso depresión son algunos de los efectos que puede provocar este turno laboral.
Calidad del sueño: Por regla general, las personas que trabajan de noche suelen dormir entre 1 y 4 horas menos que las que lo hacen en un horario diurno. Su sueño es de menor calidad y menos reparador.
Recomendaciones: Mantener las rutinas, los horarios y sobre todo el ritmo de las comidas son algunas de las recomendaciones que hacen los doctores.