Enllaç de la web del sindicat   www.uspac.cat

Total de visualitzacions de pàgina:

diumenge, 14 de setembre de 2014

I volien retornar la extra?

Fa 4 dies ens venien la moto que s’havien acabat les retallades i retornarien la extra (preveieu eleccions prop), ara no quadren els números, res res, que igual treuen la 2a, si no, temps al temps.

El Govern no consigue cuadrar las cuentas

La Conselleria d'Economia augura problemas de liquidez al cierre del actual ejercicio y afronta un "presupuesto imposible" para el 2015

El Govern no consigue cuadrar las cuentas
"La situación es muy delicada". La frase del presidente de la Generalitat no se refiere al frente estrictamente político, sino a las consecuencias que el debate soberanista y la respuesta del Gobierno central tienen y pueden tener sobre las finanzas de la administración catalana. En los próximos días, el Govern de Artur Mas se sumergirá en un sprint hacia la convocatoria de la consulta con movilizaciones multitudinarias el jueves, y debates parlamentarios que pondrán a prueba no sólo la fuerza del Ejecutivo catalán, sino también la alianza con ERC y la consistencia del compromiso de todos ellos con ICV-EUiA y la CUP para llegar al 9 de noviembre. No obstante, no sólo de consulta vive el Govern

El Ejecutivo catalán augura problemas de liquidez a finales de año y un cierre "muy complicado" del ejercicio ya que la previsión de una partida de 2.300 millones de ingresos por la venta de activos y concesiones difícilmente se alcanzará pese a la previsión de percepción de unos 800 millones por el traspaso de la gestión de las depuradoras del área de Barcelona al Àrea Metropolitana de Barcelona (AMB). A ello se suman los vetos del Tribunal Constitucional a impuestos que garantizaban una vía de ingresos constante como el euro por receta o la tasa judicial o el impuesto sobre los depósitos bancarios. El cumplimiento del ajuste obligado de 1.790 millones se considera cada vez más lejano pese a un anunciado incremento de la recaudación

En la Conselleria d'Economia trabajan con "teórica normalidad" en la elaboración de un nuevo presupuesto para el 2015 que en algunos departamentos ya han bautizado como "imposible", al margen de las decisiones políticas que pueda tomar el presidente de la Generalitat si la consulta no puede llegar a celebrarse. En la primera reunión del Consell Executiu tras el verano sólo se repasó el calendario político hasta la firma del decreto de convocatoria de la consulta del 9 de noviembre, pero el Govern quiere evitar la sensación de provisionalidad.El equipo de Andreu Mas-Colell ya informó al resto de las conselleries del techo de gasto para el próximo ejercicio, y en los próximos días remitirá comunicaciones urgiendo la concreción de los programas de crédito por departamentos. No obstante, las premisas sobre las que el Govern pretende basar ese presupuesto hacen casi imposible el cumplimiento de las previsiones de déficit impuestas por el Estado para el 2015 -un 0,7%-, lo que supone ajustes extras de 572 millones. Las órdenes de Mas pasan por no reducir el gasto para garantizar la viabilidad de los servicios públicos básicos y recuperar la paga extra para los funcionarios de la Generalitat -unos 600 millones- después de dos años de recorte. También se descarta aumentar la presión fiscal, después de que el pacto presupuestario con ERC pusiera en marcha una decena de nuevas tasas. Aunque algunas de ellas están paralizadas, como el impuesto de depósitos bancarios, la euroviñeta o el gravamen sobre la producción de energía termonuclear, que el Consell de Garanties Estatutàries considera que genera una doble imposición. En cualquier caso, el global queda lejos de la previsión inicial de ingresos.

Mientras, comunidades como Castilla-La Mancha, Extremadura, Galicia, Madrid, Aragón o Cantabria, todas ellas gobernadas por el PP, ya han aplicado este año o anunciado para el próximo ejercicio rebajas en el tramo autonómico del IRPF, justo antes de afrontar las elecciones municipales y autonómicas del próximo mayo.

En Catalunya, la conclusión en la Conselleria d'Economía es que sólo puede haber cambios en el presupuesto catalán por la vía de los ingresos, y eso deja las finanzas de la Generalitat en manos de las decisiones del Ministerio de Hacienda. La reclamación del pago del fondo de competitividad o de las deudas de la disposición adicional tercera son sólo dos de las vías. La principal, para el Govern, es que el Ejecutivo central "cumpla la ley" y reforme el sistema de financiación. "O hay un movimiento o la situación es extrema", aseguran fuentes gubernamentales. De hecho, ante la negativa del Ejecutivo central a afrontar esa demanda, y ante la necesidad de recursos, ya hay comunidades que reclaman que se aumente del 98% al 102% o incluso al 105% la estimación de la liquidación de las aportaciones del sistema de financiación que se ejecuta dos años después. 

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, anunció el viernes en Badalona que Catalunya contaría con 1.720 millones de liquidez adicional el próximo año, pero en la Conselleria d'Economía sostienen que se trata de una revisión de los intereses por los préstamos del Fondo de Liquidez Autonómico y el aplazamiento del pago de las liquidaciones negativas del sistema de financiación. De hecho, entre este año y el próximo la Generalitat debía pagar más de 1.500 millones en intereses del FLA. La oferta de Hacienda es un alivio pero no una fuente de ingresos. Es más, las condiciones para beneficiarse de esa medida son, para el conseller Mas-Colell, un nuevo intento de recentralización. Una posición que también defendieron Andalucía y Canarias en el Consejo de Política Fiscal y Financiera del pasado julio. La Generalitat debe comunicar antes del día 15 si acepta adherirse a la plataforma de centralización de facturas del Estado, lo que dejaría prácticamente la disponibilidad de contratación del Ejecutivo catalán en manos del Gobierno español, según fuentes del Govern.