Enllaç de la web del sindicat   www.uspac.cat

Total de visualitzacions de pàgina:

dijous, 4 de setembre de 2014

País de pandereta!

Lleis de pandereta, al servei d’uns polítics corruptes, que poc els importa res que no sigui ells mateixos.
  
desfile-guardiacivil


El pasado mes de julio, un Guardia Civil fue agredido mientras estaba de servicio. Un juzgado de Lanzarote declaró al delincuente como culpable, obligándole a pagar una indemnización por las lesiones y los costes del proceso judicial. Sin embargo, al declararse insolvente, los gastos derivados de los trámites judiciales los tendrá que abonar el agente de la Benemérita.
El Guardia Civil agredido pertenecía al Puesto Principal de Tías. En pleno servicio, intentando evitar la comisión de un delito en un domicilio familiar, fue atacado por una persona acusada de varios delitos.
El Juzgado de lo Penal nº1 de Arrecife (Lanzarote) condenó al agresor por un delito de resistencia y desobediencia a la autoridad. Se le impuso el pago de 4.732,95 euros por las secuelas y los costes judiciales, además de una indemnización de 455 euros al Guardia Civil por las lesiones sufridas.
El acusado se declaró insolvente, y no ha pagado ni un solo euro. La Asociación Española de Guardias Civiles (AEGC) asegura que los gastos ocasionados en el proceso penal los tendrá que abonar el Guardia Civil agredido.
Además el agente, que sufre secuelas derivadas de las lesiones, no va a ser resarcido económicamente, ya que los servicios jurídicos de la Guardia Civil le negaron la solicitud de asistencia letrada que había cursado.
La AEGC, que engloba a todos los empleos y escalas de la Guardia Civil, ha pedido a la Dirección General de la Guardia Civil la creación de un fondo económico para cubrir las indemnizaciones en los casos de agresiones a los agentes cometidas por personas insolventes o no residentes en España.