Enllaç de la web del sindicat   www.uspac.cat

Total de visualitzacions de pàgina:

dimecres, 26 de novembre de 2014

Una veritable animalada

1.950 EUROS AL MES

Un preso cuesta más que un parado en España

 
Somos el cuarto país con mayor número de población carcelaria de todo el continente. En la Unión Europea sólo nos supera Reino Unido.
En España hay 65.625 presos, según los datos publicados por Instituciones Penitenciarias este mes de noviembre. Cada uno de ellos cuesta 65 euros al día, lo que equivale a 1.950 euros al mes y 23.725 al año. Así las cosas, el Estado gasta más en mantener un reo que en la prestación por desempleo de un padre con un hijo, que ronda los 1.050 euros.
Un total de 8.538 de estos presos está en situación están en procesal preventiva y hay 57.087 penados. De ellos, 60.622 son hombres, 5.003, mujeres y 20.022, extranjeros. Las comunidades con mayor número de reos son Andalucía (15.170), Cataluña (9.442), Madrid (8.737) y la Comunidad Valenciana (6.907).
Desde la Asociación Profesional de Funcionarios de Prisiones plantean al Estado una serie de medidas para reducir el gasto, como revisar la situación de los internos en tercer grado para que se les aplique otro régimen; ampliar los convenidos de extradición de reclusos extranjeros y revisar la política de creación de nuevas prisiones.
Desde 2011 la población reclusa en España viene reduciéndose paulatinamente, tras haber alcanzar unos picos de 75.774 presos en 2009 y de 76.108 en 2010, frente a, por ejemplo, los 33.035 que había en 1990. En 2011 hubo 72.564 reclusos y en 2013, 68.440.
El último informe del Consejo Europeo situaba a España como el cuarto país con más presos, según el recuento de 2012, cuando el número de reos ascendía a 69.621. Sólo Reino Unido supera a nuestro país en población reclusa, con 148 presos por cada 100.000 habitantes. Unas cifras que contrastan con los 67,7 presos en Holanda, los 71 en Noruega; los 84,6 en Alemania; 111,6 de Italia y los 117 por cada habitante en Francia.
El citado informe informaba de que el presupuesto total dedicado al sistema penitenciario español alcanzó los 1.538,5 millones de euros en 2011, lo que se tradujo en 3,3 veces más que la media europea. El coste diario de la detención de una persona asciende de media a 103 euros. En España es de 65 euros, frente a los 3 euros diarios en Ucrania y los 621 que suponen en Suecia.
Se da la circunstancia de que la condena media en nuestro país es de 19,1 meses, lo que nos sitúa el sexto país europeo y el tercer Estado miembro de la UE donde los reclusos cumplen condenas más extensas. La media europea es de 10,4 meses.
Otro dato llamativo es que sólo cuatro de los 27 países tenían una mayor población de mujeres en el número total de reclusos: Mónaco (22 por ciento), Andorra (17,1), Islandia (8,6) Y Rusia (8,2).
En cuanto a la población reclusa extranjera, este informe reflejaba que el 33,6 por ciento de los encarcelados en prisiones españolas eran extranjeros. La media europea está en el 21,3 por ciento.
El Consejo de Europa ha alertado de que muchos centros penitenciarios europeos acogen reclusos por encima de sus capacidades. Un problema que afecta a 21 países europeos, entre los que destacan Serbia, Italia, Chipre, Hungría y Bélgica.
La tasa de ocupación media es de 98 reclusos por cada 100 plazas disponibles y España se sitúa por debajo de la media, con 89 prisioneros.
Ante la masificación, el Consejo de Europa urge a utilizar vías de castigo alternativas como, por ejemplo, la libertad vigilada, trabajos para la comunidad, localización permanente y multas. Holanda ha apostado por aplicar vías alternativas y ha conseguido reducir un 22 por ciento su población carcelaria en la última década.