Enllaç de la web del sindicat   www.uspac.cat

Total de visualitzacions de pàgina:

divendres, 30 de desembre de 2016

La mani ja escalfa motors

Protesta de mossos, ertzainas, guardias civiles y policías nacionales y locales contra la “politización”

Se manifestarán en Barcelona por la “desprotección” por parte de las instituciones ante episodios de acoso como el de Alsasua y el de la casa cuartel de Manresa

“Estamos hartos”. Esa es la sensación que tienen los sindicatos de distintos cuerpos policiales de toda España que han decidido movilizarse y salir a la calle a protestar. Lo harán en Barcelona en el mes de enero ante los últimos episodios de acoso y desprestigio contra ellos por parte de algunos colectivos e incluso de representantes institucionales.
  Ataque con pintura contra la casa cuartel de la Guardia Civil en Manresa (Barcelona).

El Confidencial Autonómico ha podido saber que el próximo 17 de enero la Plaza de Sant Jaume de Barcelona, frente a las sedes del ayuntamiento de la ciudad y de la Generalitat de Cataluña, se concentrarán agentes y representantes sindicales de los Mossos d’Esquadra, pero también de otros cuerpos policiales.
En las últimas semanas y meses se han dado situaciones que han soliviantado a los agentes de distintas Fuerzas de Seguridad de toda España. Por ejemplo, en la policía autonómica catalana sentó muy mal la condena de 42.000 euros de indemnización que deberá paga un mosso a un hombre que le acusó de lesionarle cuando el agente le detuvo: el hombre en cuestión intentaba evitar un control policial y atropellar a los agentes.
Entre la plantilla de los Mossos d’Esquadra recuerdan otros casos mediáticos en los que entienden que se les ha demonizado, como el de Esther Quintana, la mujer que perdió un ojo por el impacto de una pelota de goma de los antidisturbios.
También recogen otras situaciones en las que los miembros de otros cuerpos policiales se han visto presionados. En Barcelona, un grupo de guardias urbanos protestaron contra el concejal de la CUP Josep Garganté, y terminaron sufriendo insultos y amenazas por parte de militantes anticapitalistas, incluso una agresión física en un caso.
Incluso se citan dos casos de acoso contra la Guardia Civil. Por un lado, la agresión que dos agentes de la Benemérita fuera de servicio y sus parejas sufrieron en Alsasua (Navarra) por un grupo de radicales abertzales violentos. Por otra, la concentración que se produjo frente a la casa cuartel de Manresa (Barcelona) hace unos días y en la que independentistas lanzaron bolas de pintura contra la fachada como reacción a la detención de cinco personas que quemaron fotos de Felipe VI en la Diada.

Sindicatos nacionales, autonómicos y locales

La movilización en Barcelona el 17 de enero la convoca la Plataforma Profesional de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y de Vigilancia Aduanera, que está integrada por numerosos sindicatos de cuerpos policiales como la Ertzaintza (Euskal Polizien Elkartasuna), la Policía Foral de Navarra (CSI-F Navarra y Sindicato de Policía Foral), distintas policías locales de Cataluña (Sindicat d’Agents de Policía Local), la Guardia Civil (Asociación Independiente de la Guardia Civil, Independientes de la Guardia Civil-IGC), la Policía Nacional (Sindicato Independiente de la Policía Española), el Servicio de Vigilancia Aduanera (Sindicato Independiente de Agencia Tributaria–Area Vigilancia Aduanera) y los Mossos d’Esquadra (Unió Sindical de la Policía Autonòmica de Catalunya, Sindicat de Mossos d’Esquadra, Sindicat de Policíes de Catalunya y Col.lectiu Autònom de Treballadors).
Fuentes de la organización del acto explican a ECA que en principio a la concentración en la Plaza de Sant Jaume acudirán representantes de todos estos sindicatos y están animando para que acudan agentes de todas las Fuerzas de Seguridad.
Por un lado, piden que las instituciones políticas expresen un apoyo real, “sin titubeos”, de los distintos cuerpos policiales ante el ataque de los radicales. Pero también denuncian que hay “algunos políticos que son completamente ‘antipolicía’” y que tratan constantemente de desprestigiarlos.
Eso lo reclaman a la vez que exigen que se despoliticen las Fuerzas de Seguridad, que no se les trate de mezclar en asuntos políticos. No hay que olvidar que en los últimos meses, por ejemplo, se han producido varias polémicas en Cataluña porque los radicales de la CUP y otros colectivos independentistas criticaron que los Mossos denunciaran la quema de retratos del rey, o que actuaran como policía judicial en la detención de la alcaldesa de Berga, Montse Venturós, cuando se negó a declarar ante el juez.
A todo ello hay que añadir el enfado entre parte de la plantilla de muchos cuerpos policiales -nacionales, autonómicos y locales- ante los recortes presupuestarios y por tanto de sueldo, y también las carencias que tiene el material de dotación (uniformes, armamentos, vehículos...) con el que trabajan.
De ahí que hayan decidido unirse hace un mes en la Plataforma Profesional de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y de Vigilancia Aduanera y hayan decidido convocar esa primera manifestación para el 17 de enero en Barcelona.