Enllaç de la web del sindicat   www.uspac.cat

Total de visualitzacions de pàgina:

dilluns, 24 de juliol de 2017

Uniformitat i corrupció

De vegades, els corre molta presa a canviar la uniformitat. Després, surt el que surt...

El 'chollo' del jefe de la Policía de Santa Pola: un sueldo de 9.000 euros

El todavía jefe de la Policía Municipal -pluriimputado por malversación, fraude, prevaricación y falsedad documental- apuntaba alto y, según ha podido saber EL MUNDO, recibía un sueldo que está muy por encima del de cualquier funcionario del grupo A, al que pertenece. Los datos a los que ha tenido acceso este periódico revelan que la Jefatura policial le ha reportado durante años un cuantioso rédito económico ajeno a cualquier tipo de control y fiscalización.
Zaragoza, revela el dossier,
ha llegado a cobrar hasta 9.000 euros mensuales entre su sueldo y las horas extra que, presuntamente, no realizaba, tal como avanzó este periódico. Por partes.
El hermano del diputado de Servicios Sociales de la Diputación de Alicante tiene estipulada una asignación de 5.000 euros al mes por dirigir el Cuerpo.
Al año, se embolsa 70.000, precisan las fuentes consultadas. A esto hay que añadir los cerca de 2.300 euros que recibía en concepto de horas extra; una cantidad que se multiplicaba en época estival a pesar de que, según la denuncia, el jefe de la Policía Local pasaba las horas extra incluso estando de vacaciones. En verano era fácil que superara los 9.000 euros, indica la denuncia, mientras que el resto del año su sueldo era algo inferior. Eso sí, nunca menos de 7.000 euros mensuales. Nadie nunca controló ese gasto ni tampoco si realizaba o no las horas extra que después pasaba. Al parecer, Zaragoza cobraba el complemento de productividad sin trabajarlo.
Así lo sospecha
la Fiscalía Anticorrupción, que ya ha remitido al juzgado un informe alertando de ello para que el juez investigue. En esa denuncia se detalla cómo recibió el dinero de las horas extra incluso cuando estaba de vacaciones. Zaragoza, indican las pesquisas, no fichaba ni tampoco esa en su despacho.

Esta es una de las causas que tiene abierta en el juzgado. A ella se suman la del supuesto amaño de los uniformes. El elevado número de uniformes que solicitó al Ayuntamiento de Santa Pola en los últimos tiempos hace dudar a los investigadores sobre la necesidad real de los equipos y si esa ropa llegó a la sede policial. Con este método que le atribuye la Udef pudo beneficiarse con la colaboración de terceros.
Los agentes consideran que las necesidades para renovar los uniformes esgrimidas por el jefe policial no eran tales, que se exageraba. Según la investigación, la empresa que siempre surtía a la Policía y que nadie controlaba hasta que llegó el nuevo equipo de Gobierno, Almacenes Riera,
constituyó otras dos -distintas de cara a la galería pero en realidad la misma- para hacerse con los distintos pedidos que se realizaban al año relativos a material del Cuerpo como uniformes, botas, gorras o grilletes.